Comunicar con sencillez y menos sofisticación

In comunicación by Joanna Prieto3 Comments

“La sencillez es la máxima sofisticación”  L. Da Vinci

Retomando la vieja costumbre de escribir en este espacio, y lo digo con ironía pues en realidad no lo hago hace rato y cada vez es con menos frecuencia; es que esto de las TIC y del afán cotidiano lo envuelve a uno en una sin salida muchas veces, y aunque sé que eso no es excusa, me excuso con todos los acá me leen. Ya no prometo nada, sin embargo, acá seguiré dejando mis pensamientos y experiencias para cuando el tiempo y la excusitis lo permitan.
Quería compartirles esta vez un re-aprendizaje  que logró sacarme por un momento de mi mundo rígido y teórico para robarme una sonrisa y una hermosa sensación de volver a lo sencillo, a lo práctico, a lo menos sofisticado y complejo, a la esencia de los seres humanos…la sonrisa…esta vez dibujada en un papel, una sencilla hoja de cuaderno. Una acción tan sencilla y al mismo tiempo tan poderosa.
Pues sí, así como suena, esta analogía a la que he llevado este pequeño acto de interacción social me sucedió en una de mis famosas #PausasActivas en un sitio cercano a mi trabajo en una de estas tardes lluviosas bogotanas. Una pequeña niña de tal vez 7 años, vestida de verdosa sudadera de colegio, hija de una amable vendedora de esquina se encontraba haciendo una tarea en una de las mesas del lado, supongo que por la lluvia y lo incómodo del puesto de trabajo de su madre, se sentó a hacer sus deberes en la cafetería donde, por fortuna para mí, terminaría yo disfrutándome un café y ahora compartiéndoles esto.  En realidad confieso que no me había percatado bien de la niña, aunque con el rabillo del ojo podía saber que me había observado muchas veces, mientras tanto yo seguía mi charla amena y terapéutica.
Hasta que al momento de levantarme para salir, la niña me abordó y me dijo – ¡Oye! Espera, esto es para tí – me quedé quieta y extrañada mirándola con sorpresa como arrancaba su hoja del cuaderno. Al principio pensé en mis hijos cuando les digo que no arranquen las hojas (cual mamá intensa) Si así es esta Joanna testaruda. Pero bueno, reaccioné y con esa bella sonrisa dibujada en su rostro primero me dijo – esta eres tú- . Y me entregó el dibujo que me generó enormes y variadas sensaciones. Por el afán, vuelve y juega grrrrrr…, sólo le di las gracias y un beso…olvidé preguntarle su nombre :(.
Muy a pesar de mi olvido imperdonable y poca emotividad en su momento sí logré canalizar este hecho, siempre he dicho que todo comunica y sí, este sencillo acto en una simple hoja pero con un mensaje tan sincero pudo comunicar, trascender, emocionar, reaccionar…
Recuerdo que les comenté ese día en clase a mis estudiantes de marketing y comunicación estratégica, haciendo analogía al dibujo, que la comunicación en los diferentes ámbitos de la organización no debería procurar sorprender con sofisticadas acciones ni rimbombantes y costosas campañas sólo por descrestar o justificar el presupuesto.
 
Siempre me preguntan cómo hacer el plan de comunicación, qué lleva, etc… Resalté de nuevo lo importante de retomar el viejo esquema del proceso comunicativo que nos enseñaron en la primaria, analizar cada actor (receptor y emisor) cada elemento (el medio, el mensaje, el contexto, el feedback…) ¿se acuerdan? Tan sólo basta observar y estudiar con detenimiento A QUIÉN dirigiremos la acción, el MENSAJE adecuado, el MEDIO (entre más sencillo mejor…¿recuerdan la hoja de papel?) y todo lo demás aunque sin olvidar los indicadores que medirán la efectividad de todo.
Comunicar con sencillez es mucho más efectivo que hacerlo complejo, no desgastemos presupuestos, derrochemos con creatividad y emocionemos a nuestro interlocutor con algo que realmente LE sorprenda, LE llegue…ahora entiendo porque me enseñaban a diseñar estrategias en servilletas, a “venderme” en el sube y baja de un elevador…
Grandes conclusiones entre otras que ustedes saquen (su orden no es prioritario):
1. Un sonrisa, la primera arma…:)  aplica no lo sólo en la vida, también en las organizaciones.
2. La sencillez del medio, la diferencia entre millones y sólo un cero.
3. El mensaje escrito, oral, dibujado, como lo quiera, pero preciso, creativo y dirigido al que es.
4. El objetivo…tenerlo claro y saber cómo medirlo con indicadores concretos.
5. La acciones de comunicación…efectivas, eficaces, SENCILLAS en el momento y lugar apropiado.
6. Las personas…las más importantes, sus emociones, sus mundos, sus lenguajes, sus culturas…NO OLVIDARLO!!

La estrategia…flexible, inteligente, pensada con base en todo lo de arriba, SENCILLA, si es innovadora  mejor!   – KISS- (Keep It Simple and Stupid) si así sencillita como un beso 😉

 

 “La sencillez y la claridad distinguen el lenguaje del hombre bien”  Séneca …y del que comunicar bien!!

 

Acerca del autor
Joanna Prieto

Joanna Prieto

Twitter Google+

Docente-investigadora y Consultora en Comunicación Estratégica y Digital y Educación (eLearning). Co-fundadora de www.geekgirls.co empoderando e inspirando a la mujer en tecnología. Conferencista y tallerista en el ecosistema digital y empresarial. Tecnología, comunicación, educación y coaching, mis banderas 😉

Comments

  1. Espectacular, sencillamente espectacular, a veces se nos va el tiempo en el afán del día a día y se nos olvida la belleza circundante, las flores cortejadas por las mariposas y abejas, lo frágil de una mirada triste, pero a veces con una sonrisa se alivia todo, me gustó que la niña adornara ese sol radiante con tu imagen…. esplendido.

  2. Pingback: Comunicar con sencillez y menos sofisticaci&oac...

Leave a Comment