Descubriendo la mente y el corazón de un emprendedor

In Bienestar, educación by Joanna Prieto10 Comments

Como una oleada de calor -la del clima no la otra- es que ahora a todo el mundo le da por hablar de emprendimiento, de montar empresa, de independizarse, de crear la One-million-dollar Start-up (léase así agringado), de ser su propio jefe (el todero), el empresario del año, el CEO (el duro)  o CO-founder (el socio) entre otras denominaciones o cargos. Como quieran, finalmente todo es válido cuando cada quien está buscando y actuando bajo su propio concepto de éxito, felicidad, realización y un lugar en su mundo. Sin embargo, haber estudiado y egresado de la Universidad de emprendedores, trabajar ahora en ella, de crear mi propia marca, de formar día a día emprendedores, de tener de amigos a muchos y de incluso entrenarme en diferentes programas de emprendimiento, como el de Oja.la * o el de la Universidad EAN, he concluido que el asunto es más una forma de estrategia y visión que de tamaño de empresa, facturación o cargo.

Ser emprendedor es la suma de muchas características internas más que externas. (Nada nuevo) Lo de la vieja pregunta de si nace o se hace es por aquello de que se creía que solo nacían en cuna de oro, y así era, por lo general, se atribuía a la Realeza y a la Aristocracia. En tiempos modernos, aún si no facturaras millones, salieras en Forbes o fueras de sangre azul, eres emprendedor si encuentras que muchas de las siguientes características hacen parte de inventario personal más desde el liderazgo que de la habilidad gerencial, en que el primero se enfoca no sólo en construir una organización (gerencia) sino además en perseverar por una idea (visión y estrategia). Pareciera ser entonces más cuestión de actitud, hábitos y comportamientos. Miremos más allá de la pasión:

1. Compromiso y determinación 

Y la escojo de primeras porque tal vez estos dos factores podrían llevar a superar los más increíbles obstáculos y de alguna manera, compensar las posibles debilidades que hayan. Podría citar las bancarrotas de Donald Trump, los miles y fallidos intentos de Alba Edison antes de encontrar “la luz” al final del túnel. Realmente se requiere sacrificio personal, tiempo y lealtad con uno mismo. El único que no tendría derecho a abandonar el barco es el propio emprendedor. ¿Está dispuesto a hacerlo así le llegue el agua al cuello?

2. Coraje 

Hay que tener coraje o pantalones se dice comúnmente para referirse a quién con valor, decisión y pasión afronte situaciones que tal vez otros (la mayoría) no haría. Revisemos tres aspectos: a). Los principios y la fuerza moral: los derroteros o marco de acción individual; como  el carácter, la integridad y poder de discernir entre lo que está bien o mal y por lo tanto actuar y comprometerse con ello. Pensemos que el peligro no es igual para todos, lo que para mí sería riesgoso para otro puede ser que no. b). Ser un experimentador nato: el que definitivamente rechaza el status quo y lo mueve la pasión por innovar, crear, inventar y mejorar y c)  La falta de miedo a fallar en el intento: y lo que ésto pueda acarrear. Sin dejar de ser razonable y realista, no hay miedo a fallar. ¿Le tiene miedo al fracaso?

3. Liderazgo 

Un emprendedor exitoso parte de la base de su experiencia y experticia, pero sin duda, es su capacidad de influir en otros lo que lo distingue de la simple gerencia. Son muy buenos solucionando problemas y contribuyen al desarrollo de los equipos de trabajo. Los motiva el logro de esas metas comunes y por lo tanto, se rodea de los mejores sin temor a nada. Recuerde es líder, no jefe. No compite, empodera. Sabe que hay mejores pero él tiene la chispa. ¿Lo ven así a Ud?

3. Obsesión por la oportunidad 

¿Se ha dado cuenta que los emprendedores más reconocidos siempre están pensando en qué hacer de nuevo?. No dejan títere sin cabeza, es decir, a oportunidad vista,  allá están. Y no tanto por el dinero o las apariencias. El credo pareciera ser “Piensa en oportunidad primero y en el dinero después”. Realmente les apasiona estar en la jugada y si pueden, están dispuestos a aventurarse con nuevos negocios como oportunidades que por ingresos. ¿Qué le obsesiona a ud? (en negocios claro).

4. Tolerancia al riesgo e incertidumbre 

Sin ser los típicos apostadores, saben tomar riesgos calculados. Los emprendedores saben maximizar los resultados del “alto desempeño” (trabajo bajo presión con altos índices de estrés) y minimizar las emociones negativas de la frustración o el agotamiento por ejemplo. Por lo que satisfacción por el logro y el estrés son un buen balance para controlar la incertidumbre y calcular el riesgo. ¿Qué tan bueno es arriesgando?

5. Creatividad, confianza y adaptabilidad  

Para nadie es un secreto la rapidez con la que evolucionan los mercados, la tecnología y en general, la vida. Enfrentar el cambio es el pan de cada día para estos personajes. Saben que adaptarse y ser flexibles es clave para responder con rapidez y efectividad a lo que venga siempre que se mantenga la meta a la vista. No tener miedo al fracaso y su confianza en ellos mismos les da para ser recursivos y creativos, de la crisis sacan lo mejor…  de ellos y del equipo. ¿Qué tanto se resiste y adapta a los cambios?

6. Motivación por sobresalir  

No cabe duda que hay algo de poder y ambición en el fondo, pero sana. Los mueve internamente el deseo de competir y asumir retos siendo conscientes de sus debilidades y fortalezas y las de otros y sus competidores. Saben bien qué pueden y hacen bien y qué no.

7. Inteligencia y estabilidad emocional    

Sin duda es lo deseado, esto no viene innato, como muchas de las anteriores, pero si requiere de trabajo, no se nace siendo inteligente emocionalmente, solo las experiencias y circunstancias de vida pulen al emprendedor que se sabe comunicar, relacionar, emocionar, empatizar, etc. Sabe concentrar su energía y cuidar su salud. No es perfecto ni invulnerable, pero reconoce su ser y se equilibra.

Con altas dosis de perseverancia, disciplina, resiliencia, aprendizaje y amor encuentro que los verdaderos emprendedores se forman. No son perfectos ni esperan serlo, no quieren saberlo todo, solo rodearse de los mejores, no necesariamente persiguen empresas, persiguen oportunidades, son visionarios y estratégicos. No son de otro mundo pero si piensan diferente y son los que hacen historia…la suya propia.

¿A pensado en emprender? ¿Qué lo lleva a hacerlo? ¿Con cuáles de las características se identifica? ¿Cuáles podría trabajar y mejorar? ¿y si falla? ¿y si no? ¿Qué característica agregaría?

Si le gustó este artículo, compártalo. Seguimos conversando por twitter @JoannaPrieto o deje su comentario acá abajo y no olvide suscribirse al blog 😉

*Oja.la: Programa que me encuentro realizando y del cual les hablaré más adelante.

Referentes del artículo:

New Venture Creation de Spinelli 

El círculo de oro de Simon Sinek

Skudmart: Química de la muerte de Espinal

Acerca del autor
Joanna Prieto

Joanna Prieto

Twitter Google+

Docente-investigadora y Consultora en Comunicación Estratégica y Digital y Educación (eLearning). Co-fundadora y CEO de www.geekgirlslatam.org empoderando e inspirando a la mujer en tecnología. Conferencista y tallerista en el ecosistema digital y empresarial. Tecnología, comunicación, educación y coaching, mis banderas 😉

Comments

  1. Pingback: Descubriendo la mente y el corazón del e...

  2. Hola Señorita Joanna

    Creo que tu blog es muy bonito y genera mucho valor..
    sabes soy inventor no me considero emprendedor pero
    creo que tus puntos de vista sobre el corazón de un emprendedor están muy bien
    para mi emprender es un acto mas espiritual que racional…

    Para poder crear algo genial y único creo que tienes que creer que naciste para hacerlo
    valorar tus experiencias de vida porque allí hay una gran riqueza para inventar que te hacen ser único,
    saber que en los peores momentos es donde salen las mejores ideas , ser muy apasionado para
    realizarlo y recordar que un adulto creativo es un niño que sobrevivió…y soñar.. soñar mucho.
    Bueno este es mi punto de vista para crear e inventar ….jejej.

    Gracias por tu blog ..
    Espero podamos hablar algún día..

    1. Joanna Prieto Author

      Bonito punto de vista, no todos nacimos para lo mismo y de la misma manera. Vivir con lo que nos de tranquilidad y genere felicidad. Un abrazo! @JoannaPrieto

  3. Hola! Señorita Joanna, Un logro total haber podido encontrar tu Blog el día de hoy, Comparto totalmente lo que aquí escribes, por fin, un punto de vista del emprendimiento alejado de las formulas y secretos (que son validos e importantes) pero esto tiene “un no se que … en no se donde” que agrada muchísimo.

    Mencionas Ojala, he revisado la plataforma me agrada, como podría ser de buen provecho para emprendedores de pocos recursos, (mi emprendimiento esta enfocado en ellos), como generar un ecosistema de emprendimiento a bajo costo pero al mismo tiempo con una oportunidad de aprendizaje amplia?. Preguntas al aire!

    Tu Blog agregado en aquello que debe leerse! Un gran Saludo.

    1. Joanna Prieto Author

      Muchas gracias Junior por animarte a comentar y motivarme con tus palabras. A veces la visión del que emprende es muy diferente de aquel que todo lo ve desde la barrera, y todo proceso para cada quien es muy diferente. Al menos para mí lo ha sido. En la medida que sigamos compartiendo e interactuando entre emprendedores podemos seguir gestionando conocimiento dentro del ecosistema. ¡Bienvenido! @JoannaPrieto

  4. Felicitaciones por tus puntos de vista,estoy de acuerdo,me idéntico con la mayoría, me anima para seguir adelante, ahora que estoy buscando una oportunidad para emprender. …
    Gracias por tus consejos. Un saludo. ..

  5. Pingback: Lo que debes saber de tu vida laboral

Leave a Comment