12 claves del liderazgo consciente en tiempo de crisis

 Liderazgo consciente 

Nadie sabe liderar con total certeza una crisis desde el papel, podremos planear las contingencias, diseñar respuestas, protocolos y hasta tener nuestro comité de crisis publicado en un manual – en los escenarios ideales. Sin embargo, cuando llega la avalancha encima es otra cosa, no sabemos de lo que estamos hechos o qué tan fuertes o inteligentes somos hasta cuando nos toca enfrentar en crudo las situaciones adversas que nos propone el camino y adaptarnos lo más rápido.

Las 12 claves las construí en una mezcla de aprendizajes escuchando por ejemplo al Astronauta mexicano José Hernandez, sin duda un experto en viajes al espacio, así como la entrevista que hizo Tony Robbins a un alto comandante de la milicia americana que combatió en Iraq mucho tiempo, de Fredy Kofman, mi coach referente en empresa consciente y claro, lo que yo he aprendido personalmente y compartido con los otros grandes líderes.

1. No es el fin

Debemos aceptar y hacernos a la idea de que toda crisis es temporal y no llega para quedarse para siempre. Esto nos facilitará entender que estamos aprendiendo o poniendo acción todo lo que sabemos para poder navegar la crisis y salir lo mejor librados posible. Puede sonar tonto, pero no lo es cuando se trata de gestionar bien las emociones y no transmitir a los equipos mensajes equivocados. Las palabras tienen poder y generan emociones. 

2. Actitud positiva

Cuando se lo escuché la primera vez al astronauta me pareció … básico, cómo ¿en serio?. Luego reflexioné y dije «muy cierto». Estamos acostumbrados a ver los fracasos, crisis como algo completamente negativo y no lo son del todo. Pero mantener un pensamiento positivo nos expande el marco de actuación y permite ver el vaso medio lleno y no medio vacío. Enfocarse en lo que ya tenemos asumiendo una actitud de gratitud y ganancia, claves para nuestra emocionalidad.

3. Todo comunica

Mantener una comunicación asertiva, veráz, fluida y transparente es fundamental. A nivel de un liderazgo de equipos debo cerciorarme que se entiende una instrucción, que el mensaje llega, confirmar que todos (grupos de interés) comprenden la situación y están remando para el mismo lado. De nuevo parece lógico, pero en esta época de COVID y virtualidad, no podemos asumir que funciona igual como en persona. ¿y qué tal si alguien se desconectó, le falló la comunicación, se distrajo, etc? Incluye el lenguaje no verbal, aún en una pantalla es posible detectar una incoherencia.

4. Reclamar pequeñas victorias

Mantener la moral de la tropa como dicen los militares. Y es que como hija de militar debo decirles que creo firmemente en que debemos celebrar por pequeños que sean los avances. En un entorno VUCA todo es oscuro, ver una rayito es esperanzador. Los militares lo saben muy bien y ponen en práctica.  Paso a paso, batalla a batalla, se obteniene una gran victoria. Como líder cerciórese de mantener a su equipo motivado, reconozca y valore cada esfuerzo. Hará la diferencia.

5. Fijarse metas y objetivos

Muy ligada a la anterior, ganar las pequeñas victorias es porque hemos sabido también fijarnos metas y objetivos alcanzables en el día a día o por semanas. Planear al mediano y largo plazo en una crisis no es tan aconsejable. Todo es demasiado incierto para que pensar un plan en esa extensión. Cersiórese de incluir en esos objetivos logros personales, de ocio y otros que le ayudan a mantener la moral arriba y la motivación para navegar los tiempos díficiles.

6. Primero las personas

Si, debemos asegurarnos que nuestro equipo está «a salvo», que todos tenemos los mínimos necesarios y vitales para seguir. Los colaboradores más agradecidos son más comprometidos y productivos, y la productividad, en términos muy amplios, ayuda en la continuidad de los negocios durante una crisis.  Actuar con solidaridad y empatía no solo hace que tus empleados se sientan escuchados, sino que también ayuda a generar dos valores que son clave para el crecimiento de cualquier organización: la resiliencia y la gratitud. El líder cuida -ama- a su equipo.

7. Pasar del control a la confianza

Casi siempre lo primero que se pierde es la confianza, en todo sentido, porque se puede pensar que la crisis llegó por algo que se pudo dejar de hacer, o no se hizo bien. En el caso del COVID es claro que nadie lo esperaba, pero de cómo reaccionemos, de los valores que mostremos y de las acciones que tomemos dependerá restablecer la confianza porque dará la sensación que los líderes saben dónde vamos y sobre todo, que todos estaremos bien. El micromanagement no suma, empodere.

8. Empoderar al equipo

Y para lograrlo es clave que estemos equilibrados y calibrando las emociones de todos. No puedo empoderar a quien no tiene bienestar primero. Si confío en mi equipo y los colaboradores lo perciben genuino, hay confianza y con ésta se pueden delegar tareas, tareas y responsabilidad. Empoderar, es dar poder, es hacer responsable de principio a fin la ejecución de una tarea. Debo saber reconocer como líder quién tiene cuál talento y saberlo colocar en escena en el momento oportuno.

9. Ser flexibles, humanizar el error

De ninguna crisis se sale completo. Debemos hacernos a la idea que habrán daños, pérdidas directas o indirectas, algunas reparables y otras, irreparables. Mitigar el impacto o el daño es la clave, pero no ser flexibles y pretender que salga perfecto es una falacia. En un mundo que reconstruíremos juntos hay que dar permiso a equivocarse sin juicios. Una cultura de innovación da libertad, el error hay valor, hay datos, hay información y experiencia por capitalizar. En un liderazgo consciente hay humanización del error.

10. Gestionar el cambio

Algunos tiempos díficiles suponen cambios y transformaciones radicales como la que nos plantea el COVID19. No saldremos los mismos, ni como personas, tampoco como empresas. Comenzar cuanto antes a gestionar la transición hacia nuevas formas es vital para la superviviencia, la prudencia, la resistencia, la adaptación y posterior convivencia en una nueva realidad. De que tan flexible, innovadora, humana y sólida sea nuestra cultura organizacional dependerá su éxito.

11. Formar equipos diversos

En la medida de lo posible traiga a su equipo perfiles diversos, y no me refiero solo a cuestión de género por ejemplo, de equipos mixtos y equitativos, también a multiculturales (diversas culturas), multidisciplinares (diferentes áreas del conocimiento) y crossgeneracionales (varias generaciones – millenials, baby boomers, centennials, etc). La cultura y el know-how se fortalecen en la diversidad.

12. Empresa, equipos y liderazgo consciente

Finalmente y no menos importante, debemos movernos cuanto antes a la sostenibilidad, al cuidado por el otro genuinamente, buenas políticas de contratación, de compensanción, buenas prácticas de producción responsable, etc. Lo que en los pilares de la empresa y/o capitalismo consciente se conoce como el propósito superior, interrelación entre los grupos de interés, un liderazgo y cultura consciente.

Recordemos que el liderazgo se trata de personas, no de procesos. Es indispensable la presencia del líder, con una escucha plena y consciente; su narrativa y actitud influenciarán al equipo para ver una crisis como oportunidad y crecimiento o como el fin. ¿Qué tipo de líder quiere ser? Ver video en el que hablo sobre este artículo @joannaprieto.

Si tienes más tips o buenas prácticas no dudes en compartirlas por comentarios, estoy segura que nos servirán a muchos emprendedores y empresarios que se pasan por mi blog.

Si te gustó este artículo y crees que es de utilidad para otro ¡compártelo! ¿Quieres escribir para el blog? ¡adelante! por «Contacto» me escribes. Seguimos conversando por twitter @JoannaPrieto, deja tu comentario acá abajo y no olvides suscribirte al blog. 😉

Tal vez te interese leer: liderazgo consciente

No de papaya, prevea y gestione la crisis

Teletrebajo para dummies, buenas prácticas

El propósito, líder invisible

Libros de referencia:

La empresa consciente, reseña gráfica  Fredy Kofman. 

PODCAST:

Liderazgo femenino consciente

Acerca del autor
Joanna Prieto

Joanna Prieto

Facebook Twitter Google+

Ayudo a personas y organizaciones a entender el mundo de hoy, a empoderarse y emprender desde el propósito de cada ser y conectarse con la Economía Digital. Les enseño a construir una #MarcaPersonal con propósito y gestionar estratégicamente la Transformación Digital a partir de las habilidades blandas (talento humano y cultura).

Add A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.